Encuestas sobre iniciación sexual

Para intentar llegar a conclusiones más exactas, realizamos unas cien encuestas orientadas a adolescentes y otras sesenta orientadas hacia adultos, con el fin de entender las principales diferencias en el punto de vista de ambas partes sobre el tema.

A los adolescentes, se les formularon las siguientes preguntas:

  1. ¿Alguna vez recibiste orientación e información en materia de sexualidad y salud sexual?

    • No

  1. ¿Cómo?/¿De quién?

· De mis padres

· En la escuela

· De los medios

· De un médico o profesional

· Otro: ………………………………………………………………………….

  1. ¿Te considerás lo suficientemente maduro/a para decidir sobre tu iniciación y vida sexual?

·

· No

· NS/NC

(Cualquiera sea tu respuesta)

¿Por qué?…………………………………………………………………

  1. Si ya te iniciaste, o considerás la posibilidad de hacerlo, ¿cuál dirías que fue/sería tu principal motivación?

· Sentimientos hacia mi pareja

· Búsqueda de contención emocional

· Atracción física

· Presión de los pares (social)

· Otro: ………………………………………………………………………

Se obtuvieron los siguientes datos:

Ø Un 96% de los jóvenes sí ha recibido información de alguna fuente, y sólo un 4% nunca ha tenido orientación al respecto.

Ø La mayoría de los encuestados había recibido información en más de una ocasión y de diferentes fuentes, pero la opción más elegida fueron los padres (45%), inmediatamente seguida de la escuela (43%). Un 19% había recibido asesoramiento de un médico o profesional de la salud y un 17% mencionó a los medios. En el agregado “¿otro?”, fueron mencionadas charlas educativas, libros referidos al tema, y otros miembros de la familia que no fueran los padres. Llamativamente, casi un 10% aportó “Amigos” o “Grupos de Pares”.

Ø En lo referente a la consideración de los adolescentes sobre su propia capacidad de tomar una decisión con respecto a su iniciación sexual, la mayoría (63%) afirmó que se consideraba lo suficientemente madura. Un 22% contestó que no, y una porción importante (casi 15%) no se inclinó ni por la afirmación ni por la negación.

Ø En respuesta a la pregunta “¿Por qué?”, aquellos que optaron por el “Sí” afirmaron, entre otros motivos, que: se sentían preparados; son conscientes de los riesgos y tienen criterio decidir por ellos mismos; han recibido información y saben cómo cuidarse. Los que optaron por el “No” mencionaron que: no creen haber alcanzado la culminación de su desarrollo físico y emocional; no se sienten listos; no están seguros de cómo cuidarse. Por último, muchos de los que se inclinaron por “NS/NC”, apuntaron que, simplemente, no habían reflexionado lo suficiente sobre el tema.

Ø Con gran diferencia, el motivo más mencionado por los encuestados para iniciarse fueron los sentimientos hacia la pareja (75%). El siguiente en importancia fue la atracción física, con un 21%. Sólo un 1% afirmó que buscaba contención emocional, y otro 3% a la presión de los pares.

……………………………………………………………………………………………………………..

A los adultos, se les formularon las siguientes preguntas:

  1. ¿Quién considera que debería cumplir el rol de informar y orientar a los adolescentes en materia de sexualidad y salud sexual?

    • Sus padres
    • La escuela
    • Los medios
    • Un médico o profesional
    • Otro: ………………………………………………………………

  1. ¿Considera que un joven de entre 13 y 18 años tiene la suficiente madurez para tomar decisiones responsables sobre su iniciación y vida sexual?

    • Sí, si ha recibido información adecuada de una fuente oficial y confiable (un médico, la escuela, campañas educativas, etc.)
    • Sí, siempre que posea un núcleo de contención en donde pueda hablar y despejar sus dudas al respecto (padres, familia en general, amigos, etc.)
    • No.
    • Otro: ………………………………………………………………

  1. ¿Cuál considera que es el mayor peligro al que se exponen los adolescentes que son activos sexualmente?

    • Posibilidad de un embarazo no deseado.
    • Posibilidad de contagio de una ETS (enfermedad de transmisión sexual)
    • Repercusiones psicológicas negativas (sentimientos de culpa y/o arrepentimiento)
    • Otro: …………………………………………………………….

  1. Globalmente, ¿cuál es su postura con respecto a la iniciación sexual en adolescentes?

    • Es algo natural, en lo que los adultos no deberían intervenir.
    • Siempre debe haber conocimiento de un mayor responsable, y asesoramiento profesional.
    • No es adecuado que los adolescentes tengan relaciones sexuales.

Se obtuvieron los siguientes resultados:

Ø Al igual que en el caso de los adolescentes, la mayor parte de los adultos encuestados señaló más de una opción en la pregunta de quién debería cumplir el rol informativo. La opción más mencionada fue nuevamente “los padres” (93%), seguida de la escuela y un médico o profesional (ambas con un 44%). La menos elegida fue “los medios” con un 17%.

Ø Interrogados al respecto de la madurez de los adolescentes para tomar decisiones acerca de su vida sexual, el 27% se inclinó por la primera opción (que indicaba que los jóvenes podían decidir con responsabilidad siempre que hubieran recibido información de una fuente oficial y confiable); el 41% eligió la segunda opción (puntualizando que un núcleo de contención y confianza es determinante); y un 20% afirmó que los adolescentes no eran lo suficientemente maduros para tomar decisiones de este tipo. En el aporte “¿Otro?”, casi un 10% de los encuestados señaló que la cuestión dependía de la edad del adolescente, especificando, por ejemplo, que los jóvenes más cercanos a la mayoría de edad podían tomar decisiones más responsables.

Ø Con respecto a su opinión sobre los riesgos, los encuestados tendieron a marcar más de una opción, pero la más destacada fue la posibilidad de contagio de una enfermedad de transmisión sexual (65%). La posibilidad de un embarazo no deseado también fue muy mencionada (41%); pero sólo un 20% optó por repercusiones psicológicas negativas.

Ø Por último, cuando se les preguntó a los adultos sobre su postura general acerca de la iniciación sexual en adolescentes, las respuestas fueron las siguientes: sólo un 7% consideró que no debía intervenir en el tema; la gran mayoría afirmó que siempre debía haber conocimiento de un mayor responsable y asesoramiento profesional (68%); y un 25% reconoció que no considera adecuado que los adolescentes tengan relaciones sexuales.

En términos generales, las encuestas muestran resultados positivos.

Un porcentaje muy amplio de los adolescentes interrogados ha tenido acceso a información y orientación en materia de sexualidad, y se considera lo suficientemente responsable para decidir al respecto. Sus motivos para iniciarse son coherentes con la hipótesis planteada por nuestro trabajo: muchos mencionan que se consideran a sí mismos preparados y responsables, y sobre todo, que reconocen en sí mismos el suficiente criterio y sentido común para tomar sus propias decisiones al respecto.

Los adultos muestran una visión considerablemente abierta y liberal sobre el tema, pero afirman que consideran su propia intervención en la vida adolescente como un factor determinante en la toma de decisiones responsables.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s